Blogia
FACAO-Federació d'Asociacións Culturáls de l'Aragó Oriental

Corguén cam a trabés per La Llitera. Calasanz.

Corguén cam a trabés per La Llitera. Calasanz.

Lo mismo que hice en el artículo del número anterior sobre Peralta, esta vez le he pedido a A.Alós natural de Calasanz afincado en Barcelona y autor del libro "Calasanz e un llugá chico" que traduzca el artículo presente en aras a darle una mayor autenticidad. He aquí el resultado:

Esta vez la excursión será por una pueblo pequeño, de corte medieval por sus callejuelas laberínticas y empinadas, comunicadas entre si por túneles escalinados bajo las viviendas. Sus casas con los escudos señoriales intactos, solamente desgastados por la pátina de los años. Es un traslado a otros tiempos, como si los días se hubiesen detenido en la época de la Reconquista. Durante la vigencia del Reino de Aragón. En un letrero se lee Calle de Pedro I El Conquistador. Sobrenombre merecido ya que conquistó Monzón,Calasanz, Almenar, Alfarrás y Alguaire, en nuestro entorno. El mismo que fortificó el cerro de Santa Bárbara junto a la Roca de la Botella (La ereta de Ramón o La Plleta) . Desde donde intentó rendir el Castillo de Tamarite, sin conseguirlo. El que tuvo que hacer frente al Cid Campeador que al servicio del Rey Moro de Zaragoza, el Taifa Mut-amin, en dura batalla vióse obligado a huir 1. Rodeando Lèrida conquistó Salou dejando una ruta abierta al mar para el Reino de Aragón. (Utrilla y Fatás 1999), (Carpi 1995).

Calasanz celebra este año los 900 años de su Reconquista por el Rey Pedro I.
A vui no toca esplicá historia; fen el itinerario per este llugá de més de mil ans, la mía plluma y la cabeza se entremezcllan al corre per estes mons, que dixa una marca imborrable a toz els qu´el visitan.
A la part més alta del llugá dixo la furgoneta y ben asesorat per un vecino, men voy capa´l Saliná, que he més chico que el de Peralta, pero igual de famoso, Calasanz, está situat de cara a la solana, al peu mate ix del Castell, que dispués Visitaré; pa aná a las salinas s´há de pillá la cara de la ubaga, con un camino prou pendiente que cuan chela no sey deuen aguantá ni els conills; casi al final me trobo una fon con un portal de pedra mal antiguo, que antes anaba soltán l´aigua pa las necesidaz del llugá y la sobrante pasa a uns aveuradós, pa continuá dispués capa baix. Al fondo de la baixada pasa el- barranco per uns pllanos, agon se remansa el aigua, allí no fa pas masa tiempo, anaban sacán al ivert las crostas de chelo que se formaban per encima, desde agón las llevaban a un pou "El poudel chelo" .Solamén pa ver esta construcció tan singular valla pena aná a Calasanz.

Está situat en una pendiente, tot a dichós terra (encara que s´ha descarnau un poco la part del brocal per la erosió). Sey entraba per un curtet túnel, (que ara está tapat,) pero sey pot entrá per un forat que s´ha feito al costat ya micha altura; desde allí ñai unas escaleras pa baixá al fondo. Tien forma redona con uns sis metros de diámetro y 8 d´alto; al cabo se tanca con una falsa bóveda, con pedras colocadas forman redols en disminució hasta la boca, enmarcada per unas llosas; a lo més fondo ñai un pouet pa las escurriduras, toda la pedra está ensambllada sin treballala y en perfecto estat de conservació,un cartel(de PRAMES- ruta GR 23) a la entrada dona unas cuantas expllicacións. Antonio Alós en el suyo llibre "Calasanz e un llugá chico" diu que ye anaban posán capas, que si eban de neu las apisonaban a conciencia, separadas con una capa de palluz, els ans de fortas cheladas ye desviaban el aigua que se calaba incluso adintro del pou. Al estiu se anaba sacán sobre tot pa usos medicinals, pues no ñaveba atra manera més eficaz pa pará una sangrera o afluixá un doló u apañá una magulladura. Tamé se utilizaba pa fe refrescos u la desfeban perque diban qu´esta aigua eba mol bona pa coure las verduras y tamé els garbánzos y judías secas.

Un poco més enta baix, me trobo las salinas, las més antiguas tienen el fondo empedrat, con farrencas del mismo tamaño, las atrás més modernas, tienen el fondo embaldosat; unas estacas cllavadas a terra marcan las separacións de las distintas basas, con unas taulas de pino, ben conservadas per la acció de la sal y cllavadas a terra, fan de separació de cada salina con la siguiente. Todas están situadas al mateix nivel é un tipo de esplotació mol racional (avui encara están en esplotació ). Estas parcelas son las salinas ya pesar de está en un alto son completamen estancas. Al verlas con un aigua trasparente y pensán que eba de las últimas pllovidas, no guaire convencit de lo que digo, vay muixame el dit posanlo adintro y chupán el agua pa probala. ¡¡¡Per poco saco las tripas!! E tan salada que vay está escupín michora, a pesá de eixaiguame con el aigua que baixaba pel barranco.

A diferencia de las de Peralta, allí l´aigua no vien de una fonsino que se saca del antiguo pou, (que ha estau enterrat per orden de Felipe V) coma en moltros atros salinás y se va desenterrá a mitad del siglo pasat. La suya construcció, feita de pedras perfectamén treballadas y ensambladas, dona a entendre que lo menos e de la época romana.
Ara el aigua se saca con una bomba, no se sap el procedimén usat en épocas pasadas, pero un arco que atravesa este pou, de uns cinco metros de ampllo, posé forma part de un artilugio que se utilizaba pa llevantá l´aigua hasta las salinas.
Un cazadó que providencialmén pasaba per allí en un 4x4 me va llevá unatra vegada capa´lllugá estalvianme la inevitable puyada.
Desde el mate ix punto de sallida, per un carreró de escaleróns de pedra totalmen irregulars puedo puyá hasta el Castell. Situat a lo més alto te dona una idea de lo dificil que eba de sé conquistá una posició de este estilo y tan gran coma el llugá; sólo ye quedan rastros dels muros del castell, pero s´endivinan perfectamen els departamenz y els depósitos d´aigua. Sólo sey pot puyá per un costat ¡y con prou faena!, pues está rodeat de precipicios escarpaz per toz els atros costaz. Desde a11í se divisan Peralta al fondo y els sis castells que rodeaban Calasanz, dels que sólo se conserva el de La Mora.
A una punta de la roca del castell ñay una iglesia ( que hasta el siglo XVIII va sé un priorato benedictino) del més puro estilo románico, con teulat de pedra; la construcció data de la Reconquista per Pedro I, está dedicada a San Bartolomé y se conserva en un bon estado. Grita la atenció un artilugio con cable de acero pa puyá els materials coma un funicular, avuy ya desmontat, lo que pot doná una idea de la dificultat que tiene el arribá a esta roca del-castell.
Baixo per carrés estretos y retorciz, pllenos de escaleróns y curvas imposibles, con callerizos per dichós de las casas, que comunican uns carrés con els atros y que te transportan a unatra época; els escudos ancima de las portas de algunas casas están perfectamen conservaz y donan una idea de la importancia que va tindre antes y dispués de la Reconquista, este punto de la alta Llitera, que enviaba sus procuradós a las Cortes que se celebraban no sólo a Tamarit y Monzó, sino per tot el Reino (y especialmen a las convocatorias del condat de Ribagorza, al que va perteneixe algún tiempo).
E un viaje pa felo despaciet, sin corre, perque si no é així, sólo verás la mitat de las cosas. Este llugá que va arribá a tindre més de mil habitantes, coma la mayoría deIs llugás de la Llitera, al estiu está plleno de veraneantes, la mayoría fillos de la població que van emigrá en un tiempo dificil y que se lis fa imposible olvidá este rinconet de la comarca, agon van naixe élls u sus pares.


Antonio Alós
27 de enero de 2004




(1) En la batalla El Cid apresa a site caballeros aragoneses, que recluye en el Castillo de Tamarite, que libera a los pocos días junto con sus cabalgaduras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres