Blogia
FACAO-Federació d'Asociacións Culturáls de l'Aragó Oriental

FACAO

XIX CONCÚRS LLITERARI EN ARAGONÉS ORIENTAL “ROBERTO G. BAYOD”

XIX CONCÚRS LLITERARI EN ARAGONÉS ORIENTAL “ROBERTO G. BAYOD”

XVIII CONCÚRS LLITERARI EN ARAGONÉS ORIENTAL “ROBERTO G. BAYOD”

 

FACAO prepara la edición 2.0 del Corrector Ortográfico del Aragonés Oriental

FACAO prepara la edición 2.0 del Corrector Ortográfico del Aragonés Oriental

La Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental (FACAO) está preparando le edición 2.0 del Corrector Ortográfico del Aragonés Oriental cuya primera versión se presentó públicamente en Caspe (Zaragoza) el 9 de junio de 2012.

El I Corrector presentado en 2012 recogía un total de 18.000 palabras y, en estos momentos, se trabaja para que la nueva versión 2.0 recoja un total de 30.000 términos del aragonés oriental. El Corrector está diseñado para Word y, según FACAO, es un instrumento muy útil para aquellas personas que quieren escribir en aragonés pero que todavía les falta vocabulario.

La parte técnica del proyecto está coordinada por el mallorquín Innassi Martí, integrante de la Coordinadora de Entidades de la Antigua Corona de Aragón, mientras que la parte lingüística es obra de los integrantes de FACAO. Esperanza Viu, responsable de FACAO en esta iniciativa, señala que “hay que agradecer la labor de muchas personas que, desinteresadamente, están colaborando en este corrector ortográfico. La ortografía es uno de los pilares de cualquier idioma, y es por ello que desde la Federación nos tomamos muy en serio esta labor. El Corrector Ortográfico 2.0. recogerá aproximadamente 30.000 palabras del aragonés oriental y facilitará mucho la labor de aquellas personas que quieran escribir con corrección el aragonés”.

La intención de FACAO es la de presentar esta nueva versión del Corrector durante este año 2014 y, a poder ser, antes del 23 de abril, día en que se dará el pistoletazo de salida del XIII Concúrs Lliterari en Aragonés Oriental “Roberto G. Bayod” y para el cual se pretende que los participantes en el certamen puedan usar ya la versión 2.0 del Corrector Ortográfico del Aragonés Oriental.

NÚMEROS EN CHAPURRIAU DE TORREVELILLA (LA TORRE) - Jesús Martínez Fabón

NÚMEROS EN CHAPURRIAU DE TORREVELILLA (LA TORRE) - Jesús Martínez Fabón

Aunque no hay unas reglas generalizadas que puedan decir cuál es la forma de pronunciar y escribir los números en el Chapurriau de La Torre, hay que valerse de la perspicacia e intuición del investigador para trazar unas imaginarias normas al respecto. Como no hay una gramática, poco o nada se puede hacer al respecto. Sólo hay unas normas generales para escribir correctamente el Chapurriau o Aragonés Oriental. Normas dictadas por la Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental (FACAO).

Hay quienes no consideran y menosprecian aquellas palabras que en Chapurriau, en nuestro idioma sólo difieren del Castellano en la supresión o añadidura en la última letra. Para mí es un tremendo error. Así es como se dice o como se escribe en nuestro idioma. Es algo que sucede al comparar algunos idiomas. No quiero perderme en disertaciones semánticas o lexemáticas. Éste no es el momento ni el caso objetivo.

Lo esencial y principal es aprender a pronunciar y escribir los números del uno al veinte (bin), teniendo en cuenta que no es igual pronunciar que escribir. Sabido es que nuestro idioma se habla de forma diferente en cada región o lugar.

Y, digo nuestro idioma porque según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), entre otras cosas muy importantes e interesantes, dice respecto al idioma que es la "Lengua de un pueblo o nación, o común a varios". Es pues la forma de hablar en un lugar determinado, sea una nación, una región, un pueblo, una población o un lugar determinado. Todo se desprende de lo comentado y de las demás cosas que dice el mencionado diccionario. Esa manera de hablar, ese idioma, conforma una de las más importantes raíces de la historia y de la cultura de cada núcleo descrito.

He dicho muchas veces que no es igual "idioma" que el título de "idioma" que pueda concederle la Academia de la Lengua. En España, si no me equivoco, solamente hay cuatro lenguas con este título: Castellano, Catalán, Vascuence y Gallego (con notables parecidos de éste último con el Portugués). Si me equivoco que alguien me corrija.

Tomaré como ejemplo a Francia por ser el país más próximo y conocido.

Todos sabemos que el idioma oficial de este país es el Francés. Sin embargo hay otras formas de expresión, otras lenguas, como son: el Provenzal, la lengua de Oc (Languedoc), el Gascón, el Bretón, el Alsaciano y alguno más. Sin contar otros lenguajes menores.

Si no recuerdo mal el idioma Francés de mi época del entonces Bachiller Elemental (de esto hace ya más de 50 años), sirvan estos ejemplos:

En Castellano "puerta". En Francés se se escribe "porte", convirtiendo el diptongo "ou" en "o", como sucede en muchos casos del Chapurriau. (Hueso - Os).

Pero aún hay más. En Chapurriau puerta se dice "porta" y en Francés se escribe "porte", sustituyendo simplemente la "a" final por una "e". ("Cierra la puerta. Ferme la porte"), aunque en Francés "porte” se lee ”port” y la “r” suena a “g”. Cuando se canta en Francés se pronuncia la "e" final: "port-e". Sabido es que el idioma Francés se escribe de una forma y se pronuncia de otra, siguiendo unas determinadas normas.

En Castellano "mar". En Francés "mer". Sustituyendo simplemente la letra "a" por la letra "e".

En Chapurriau "ventana" se dice "finestra" y en Francés se dice "fenetre".

Es muy fácil aprender el idioma Francés sabiendo Chapurriau. Esta prerrogativa me permitió hacer dos cursos en uno de Francés en los primeros años del mencionado Bachiller Elemental al cambiar el Latín por el Francés. Hoy se estudia Inglés ya desde el preescolar.

El Chapurriau o Aragonés Oriental se habla en las tres provincias aragonesas, lo que constituye un pueblo, unas poblaciones y unos lugares determinados. Procuraré ceñirme al Chapurriau de La Torre.

El Chapurriau, como apunté, se habla en las tres provincias aragonesas. Por ejemplo, en la provincia de Huesca se habla, entre otras muchas poblaciones, en Fraga. En la de Zaragoza, por ejemplo en Maella. Y en Teruel, entre las numerosas poblaciones muy conocidas por todos nosotros, en Valderrobres.

Si observamos detenidamente el número 20, comprobaremos por qué digo que se escribe "bint" (para los compuestos o derivados) en lugar de "bin". Como en su modo castellano, toma la raíz "vent o bint en Chapurriau") (veinticinco). En Chapurriau benticinc o binticinc. Son características especiales del número 20, bin).

Son sólo expresiones de equivalencias. No quiere decir que en todas partes se escriban y se pronuncien así.

Los números quedarían conformados de esta forma:

1 - Uno o un (*)

2 - Dos

3 -Tres

4 - Cuatre

5 - Cinc

6 - Sis (micha docdena)

7 - Siat

8 - Buit

9 - Nou

10  - Diau

11 - Onde

12 - Docde (Docdena)

13 - Trecde

14 - Catorde

15 - Quinde

16 - Secde

17 - Desiat o disiat

18 - Debuit

19 - Denáu

 

20 – Bin

21 – Bintiuno/ún o Bentiuno/ún.

22 – Bintidós o Beintidós

23 – Bintitrés Bentitrés.

24 – Binticuatre Benticuatre.

25 – Binticinc o Benticinc

26 – Bintisís o Bentisís

27 – Bintisiat Bentisiat.

28 – Bintibuit o Bentibuit.

29 – Bintinau Bentinau.

 

30 – Treinta o trenta. (Para tubos los 30)

31 – Treintiuno/un

32 – Treintaidós

33 – Treintaitrés

34 – Treintaicuatre

35 – Treintaicinc

36 – Treintaisís

37 – Treintaisiat

38 – Treintaibuit

39 – Treintaináu o " trentanáu".

 

40 - Coranta

41 – Corantaiuno/ún

42 – Corantaidós

43 – Corantaitrés

44 – Corantaicuatre

45 – Corantaicinc

46 – Corantaisís

47 – Corantaisiat

48 – Corantaibuit

49 – Corantaináu

  (También se suele suprimir la "i" y decir, por ejemplo, coranta cuatre. Lo mismo ocurre con los "treinta, cincuanta, sesanta", etc).

 

 (*) Sólo vino un hombre. Sólo vino uno.                                                                             

     Sól ba bindre un ome. Sól ba bindne uno.

 

50 - Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

60 –Sesanta o Sisanta

 (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idoós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

70 – Setanta

 (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

80 – Buitanta (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

90 – Nobanta

(Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

100 -Cen (en ocasiones también "cent").

Los compuestos de esta centena se forman usando los números indicados. Ejemplos:

Cen cuatre, cen sis, cen buit, etc.

134. Cen trentaicuatre.

177. Cen setantaisiat.

 

De la misma forma procederemos con las demás centenas:

264. Doscéns sisantaicuatre (o sasanta. O doscentes. (Dos cens - 2 cientos).

345. Trescéns corantaicinc. O trescentes. (Tres cens - 3 cientos).

450. Cuatrecéns cincuanta. O cuatrecentes. (Cuatre cens - 4 cientos).

529. Cinccéns bentibuit. O cinccenentes. (Cinc cens - 5 cientos).

638. Siscéns trentaináu. O siscentes. (Sis cens - 6 cientos).

748. Siatcéns corantaibut. O siatcentes. (Siat cens - 7 cientos).

891. Buitcéns nobantaiiún/uno. O buicentes. (Buit cens - 8 cientos)

934. Naucéns trentaicuatre. O naucentes. (Nau cens - 9 cientos).

 

En cuanto a los miles y millones se forman con los números expresados más arriba. Ejemplos:

5.555

Cinc mil cinccénts cincuantaicinc.

 

Pero si tuviéramos que escribir en Chapurriau un documento, por ejemplo un cheque, lo haríamos así:

Cinc mil cinccénts cincuanta i cinc.

 

O una fecha:

Torrevelilla, veinticinco de julio de mil novecientos novena y cuatro.

La Torre, benticinc de chuñ de mil naucéns nobanta i cuatre.

(En este caso, como en tantos otros, el secreto está en la "y-i".)

 

6.666.666

Sis millons siscentes sesantaisís mil siscentes sesantaisís.

 

77. 777. 777

Setantaisiat millóns siatcéns setantaisiat mil siatcéns setantaisiat.

 

Es muy difícil explicar o razonar todo lo expuesto en unas pocas líneas. Esta falta de espacio informativo, explicativo o razonador, puede hacer parecer, incluso, que en algunos puntos hay contradicciones. Si a ello añadimos mi dificultad física para escribir, el peligro o la incomprensión se acentúa.

La extralimitación del Consejo Escolar de Aragón

Después de que el Consejo Escolar de Aragón haya aprobado por 18 votos a 15 un informe desfavorable en materia de educación al borrador del anteproyecto de la Ley de Lenguas de Aragón queremos manifestar lo siguiente:

 

El Consejo Escolar se ha extralimitado al entrar a valorar conceptos y principios que no le conciernen pues solamente puede hacer valoración de aquello que le compete en materia de Educación. Sin embargo, el Consejo Escolar de Aragón, sin duda inducido por presiones políticas de los partidos de izquierdas en la oposición, ha entrado a valorar y opinar sobre asuntos de la Ley de Lenguas que no le competen en absoluto.

Respecto al Capítulo V, que hace referencia a la "Enseñanza de las Lenguas propias", no varía prácticamente nada en relación a la Ley de 2009, por lo que la resolución del Consejo Escolar ha sido elaborada bajo indicaciones políticas y no por su contenido.

Es una pena que no acudieran a votar todos los miembros del Consejo Escolar porque entonces el resultado de la votación hubiera sido distinto. No entendemos cómo las personas elegidas bajo unas responsabilidades priorizan otras cuestiones antes que la responsabilidad para la que han sido elegidas.

Cabe destacar que la enmienda desfavorable al borrador del anteproyecto de Ley de Lenguas ni siquiera fue presentada por una entidad sino por una sola persona, el señor Alfredo Sancho.

Finalmente queremos hacer hincapié en que la enmienda desfavorable al borrador del anteproyecto de la nueva Ley de Lenguas no tuvo apoyo en la Comisión Permanente del Consejo Escolar y posteriormente en la votación final del Pleno hubo personas que cambiaron el sentido de su voto para hacer triunfar la enmienda, algo que como mínimo se puede tildar de extraño.

 

Luis Gascón Cases, presidente de FACAO

(Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental)

 

4-7-2012

Tras las huellas de los templarios (por Jesús Martínez Fabón)

Tras las huellas de los templarios (por Jesús Martínez Fabón)

Desde Aguaviva parte una carretera con dirección a Zorita del Maestrazgo, distante 17,4 km. Unos dos kilómetros antes de llegar a esta población, vemos un escarpado monte. Es el monte Tosa. A media altura, cual balcón a un profundo precipicio, contemplamos el santuario. La ermita-cueva, construida en 1667, cuenta con una nave de forma irregular. La fachada en sillería, se prolonga formando el campanario de dos cuerpos. En la fachada se sitúa una portada sencilla con pilastras estriadas. De esta misma época, o tal vez posterior,  puede ser la imagen de la Virgen que se conserva, a causa de los expolios sufridos en tiempos y por los conflictos bélicos que ha tenido que soportar a través de los siglos. Es una imagen erguida, no sedente, que no es en absoluto ni en ningún aspecto de los siglos XII, XIII o XIV. Es una imagen policromada o coloreada sin la apariencia de una talla de madera que conserva, eso sí, la altura típica de las imágenes de la alta Edad Media: unos 40 cm. Al hacer una hipotética copia se tuvo, al menos, en cuenta este detalle. Una imagen erguida lo es Nuestra Señora La Mayor, hoy la Virgen del Pilar.

Imagen milagrosa como las hay pocas y con su tradicional leyenda de patrona de los endemoniados. Leyenda que ya conocía desde mi niñez, escuchada de labios de mis abuelos maternos, con quienes hice mi primer viaje a La Balma, allá por los años 49 ó 50 del siglo pasado, en un añorado carro agrícola, tirando por una burra, cuando el automóvil parecía un sueño de ciencia-ficción. Han sido muchas las visitas, desde aquella lejana fecha, hechas al Santuario de la Balma.

El patronazgo de los endemoniados se extiende especialmente a los enfermos mentales, aunque es benefactora en todo tipo de enfermedades o situaciones peligrosas. También tiene una leyenda negra, truculenta y espantosa que narra hechos en los que intervienen burbujas, con nombres propios, llegadas de la ciudad zaragozana de Caspe. De hecho la síntesis del patrocinio de la Virgen de la Balma es la lucha contra el demonio. La lucha del bien contra el mal. En el arranque de la carretera que conduce al santuario, desde la de Aguaviva a Zorita, hay una Cruz cubierta; una más de las que abundan en toda la geografía hispana. En ella, durante la romería que se celebra en las fiestas patronales de Zorita del Maestrazgo, se representa una escenificación de la lucha de un ángel contra el demonio.

Dice la tradicional leyenda que, como en otras muchas ocasiones, fue un pastor, al refugiarse en la caverna para protegerse de las inclemencias del tiempo, no se si del frío, del calor o de la lluvia, quien halló la imagen y corrió a avisar al sacerdote del pueblo. Hecho que tuvo lugar poco después de la reconquista de Zorita por las huestes de Blasco de Alagón; es decir que ya había presencia templaria. Porque la experiencia de los estudiosos mantiene la creencia de que donde hay una imagen de este tipo, cerca está El Temple. Una imagen que, como tantas otras, brillaba en la oscuridad de la cueva. El milagro tiene su explicación. ¿Qué pasaría con un objeto cubierto con un baño del alquímico fósforo, a salvo de la luz y de las inclemencias del tiempo?.

Esta es la distribución de santuario: Desde la explanada de llegada, a cuyos pies, más abajo, discurre la carretera regional y más allá describe un meandro del río Bergantes, por una empinada cuesta escalonada se accede al patio, donde están los servicios que antaño eran las caballerizas de los romeros. Desde allí accederemos al comedor o restaurante y al fondo del mismo hay una puerta que se abre al estrecho pasadizo a cielo abierto que nos llevará al santuario propiamente dicho. Al pasar por este corredor, deberemos agachar la cabeza para no golpeárnosla contra las rocas que están muy bajas a modo de natural marquesina. A nuestra izquierda un pretil salva el profundo precipicio que se abre a otro lado, cortado perpendicularmete hasta la carretera de acceso al santuario. Por fin llegamos al santuario propiamente dicho, donde se conserva la imagen de la Virgen de la Balma. En una rocosa e irregular sala hay un altar enrejado para su veneración y al lado otra cueva-estancia cubierta de exvotos; ofrendas de quienes fueron milagrosamente sanados de diversas dolencias, cuando parecía que su enfermedad ya no tenía remedio, o agradeciendo la virginal protección o intercesión en momentos delicados: manos, brazos, pies y piernas, cabezas... Naturalmente de cera. Cirios, muletas, bastones... Fotografías, retratos... La estancia está cubierta de estos recordatorios de fe... Es sobrecogedor. Todo invita al recogimiento y a la meditación.

Queridos radioyentes, pocas veces un lugar invita a introducirse dentro de sí mismo, cual caracol en su concha, para buscar la luz en la oscuridad del obnubilado espíritu con el único objetivo de que nos encamine a una personal redención. Hace unos 15 años que no estoy allí. Pero sí pudiera, os juro que volvería... Éste es un verdadero "lugar de poder".

 

Apuntes templarios

El lema de todo caballero medieval era: "Dios, Honor y Dama".  Dado su carácter de celibato, como monjes, aunque había algunas excepciones en caballeros que por su condición estaban ya casados, la dama se convertiría en Nuestra Señora, refiriéndose a la madre de Jesucristo. Sin embargo todos, sin excepción, debían aceptar esta divisa. La divisa sería: "Dios, Nuestra Señora y Honor".

Predicciones (por Jesús Martínez Fabón)

Predicciones (por Jesús Martínez Fabón)

(Escrito para una emisora argentina)

PREDICCIONES (por Jesús Martínez Fabón)

Hace unos días en una conversación telefónica con Sebastián, me hizo partícipe la inquietud de los argentinos por el escandaloso incremento de la temperatura en el cono sur, en la Patagonia.

Una inquietud que debe agobiar, no sólo a los argentinos, sino a todo el todo mundo. Es un tema muy extremo que da pie para una tertulia de muchas horas. Seré muy conciso y tocaré diversos temas dejando a la imaginación que elocubre.

 Si los inmensos icebergs de la Patagonia, y por por lo tanto del Polo Sur, enormes como verdaderos continentes, se deshilan, los grandes sulamis y terremotos que la humanidad ha sufrido, serán un festival comparado con lo que puede suceder. Desaparecerán, no sólo ciudades, sino naciones enteras.

La diferencia entre el norte magnético y el norte geográfico es de unos pocos grados que, con el paso del tiempo, van paulatinamente aumentando. Por falta de peso específico en el Polo Sur, puede acontecer algo que sucedió hace millones de años. La tierra puede bascular sobre su eje y lo que ahora es un vergel convertirse en un desierto y viceversa. Lo que ahora es calor, mañana puede ser intenso frío. Lo que hoy son profundos valles, rodeados por altas montañas, serán simas marinas. Lo que hoy es vergel, mañana será desierto.

Mantengo que “una poca ciencia aleja de Dios y mucha ciencia lo acerca”. Esto dijo Pasteur. Cuando el Apocalipsis dice que en los últimos tiempos aparecerá en el cielo una gran Cruz, todos pensamos en una cruz luminosa parecida a la que vió el emperador Constantino. Opino que no es así. El Supremo Hacedor, capaz de diseñar el cosmos, usa elementos cósmicos para avisar. Quienes saben leer estos mensajes los trasmiten a sus semejantes. Pero estos hombres son tachados de locos y modernamente de cabalistas.

A principios de los 90 apareció en el cielo lo que los astrólogos científicos denominan “una gran Cruz cósmica”, determinada por una doble oposición de los astros. Desmenuzar lo que significa seria una cuestión de muchas horas explicativas. Pero, puedo asegurar que los augurios científicos son estremecedores. No recuerdo la fecha exacta porque no puedo acceder a libros y apuntes. Creo recordar que fue un 10 de octubre del año 1992.

En esa fecha comenzaron los inexplicables desastres naturales que asolan a la humanidad y que, como sabemos, han ido creciendo en frecuencia e intensidad. Los científicos no hallaban la causa. No se debían a las placas tectónicas ni a maremotos explicables o cosas por el estilo. Entonces un grupo de científicos “cabalistas”, cual modernos magos, miraron al cielo y dijeron que la única explicación era la influencia de cientas alineaciones de los astros y a las manchas solares.

La Tierra es un ser vivo que protesta de las destructivas maneras de los humanos. Ha terminado con la belleza, con los recursos, con la flora y la fauna. La obra de la creación todavía no debería haber concluido, apareciendo nuevas especies. Sin embargo, cada día desaparecen cientos de ellas, de vegetales y de animales. Hasta los pingüinos están en peligro de extinción.

Dijo Einstein que “cuando las abejas desaparecieran, el hombre lo haría también”. Y está sucediendo. Misteriosamente las abejas comenzaron a morir.

Permanentemente recuerdo las palabras de Baden Powell: “Procurad dejar éste mundo un poco mejor de lo que lo encontrasteis cuando llegasteis a él.” Mis queridos hermanos. No lo dejamos ni peor ni mejor. Lo hemos asesinado. Olvidamos que “el mundo es algo prestado que pedimos a nuestros hijos”.

Las grandes potencias supercivilizadas, siguen, con crueldad impensable, matando focas, cortando alertas de tiburones, desforestando sin piedad los pulmones de la tierra y contaminando a placer tierra, mar y aire con emanaciones y residuos tóxicos. Chinos y americanas han dicho que en el 2025 empezarán a tomar decisiones para paliar el daño que están haciendo. ¡Terrorífico!.

Stephen Hawking, tal vez el más famoso científico estudioso de los “agujeros negros”, desde Einstein, hace tiempo dijo:

“La humanidad, si no cambia la forma de pensar, ya puede buscar otro lugar en el cosmos para residir. Aún así me temo que ya es demasiado tarde”.

Según afirman los llamados cabalistas, hasta el 2012 hay tiempo para que el ser humano cambie el pensamientos y comience a emitir energías positivas.sus

Hace unos 35 años, personas pertenecientes a cierta organización internacional, nacida en Perú, preconizó los desastres que ahora están sucediendo. Una organización que tenía como divisa “amar”. Lo único que podía salvar a la humanidad era este sentimiento. Afirmaron estar en contacto con maestros cósmicos que les advertían que esto ya sucedió en otros planetas. Naturalmente se les adjudicó el título de “locos cabalistas”. Profetizaron que desde hace años está sucediendo y por suceder. Pocas personas les tomaron en serio e incluso se mofaron de ellos, como sucedió con los profetas bíblicos. ¡Veíamos tan lejanos los sucesos que preconizaban...!

“Un nuevo mandamiento os doy: que os améis los unos a los otros como yo os he amado” ¿Os suenan de algo estas palabras?. ¿Lo hemos cumplido en profundidad?. He aquí las consecuencias.

Mi opinión y la de los cabalistas es que lo que está por venir, es insospechadamente terrible. No es producto de mentes catastrofistas. La senda por la que camina la humanidad, sólo puede conducir a un oscuro precipicio.

¿Será el fin del mundo?. De nuestro mundo si. Pero no de la humanidad. He llegado a la siguiente conclusión. Opinión de muchos pensadores. Surgirá una nueva humanidad de la terrible destrucción renovadora e innovadora que presagia un astro llamado Plutón en la mencionada “Gran Cruz Cósmica”. Una civilización de seres seleccionados que, dando el soporte informativo depositado en medios electromagnéticos, es posible que comiencen donde hemos terminado, reanudando la obra de la creación. Es muy largo del comentario También el Maestro Jesús dijo: “Todos podéis ser dioses”. Realmente ésta es la misión que se le dio al hombre en su creación: Ser auxiliares de Dios en la continuidad de la creación. Sin embargo el hombre con su demoniaco comportamiento, ha pisoteado el divino mandato.

El tiempo y la distancia - Jesús Martínez Fabón (Torrevelilla, Teruel)

Esporádica y misteriosamente aparecen seres excepcionales, tocados por el dedo divino del Creador. Seres que saben leer lo que es ilegible, interpretar lo interpretable y explicar lo inexplicable para las demás mentes. Seres que hacen aflorar a su cerebro, a su mente, lo que está escrito en su alma. Lo expresan mediante una enigmática representación en sus obras, como sucede con los símbolos que llenan la vida humana. Como sucede en el estado de inconsciencia, en el sueño por ejemplo, que el inconsciente y subconsciente envían al consciente sus mensajes mediante símbolos.

Uno de esos seres, por citar un ejemplo, fue el pintor aragonés Francisco de Goya. En sus cuadros, sobre todo en sus tétricas pinturas, los rostros y posturas de los personajes reflejan unos sentimientos y emociones difíciles de explicar convenientemente. Son las propias emociones del alma del artista. Son la afloración en su mente de lo escrito en el alma.

Científicamente, uno de esos personajes fue Albert Einstein. Culminó sus expresiones con una formula todavía no interpretada ni explicada convenientemente: “E=mc2”.

Palabras del sabio Einstein, refiriéndose a que el humano sistemáticamente rechaza lo que no entiende como muestra de su prepotencia: 'Los grandes espíritus siempre han encontrado oposición por parte de mentes mediocres.'

Efectivamente, de todos es conocida la historia de los más eminentes inventores, descubridores, investigadores y estudiosos. La mente humana, como camino más corto y efectivo de eliminación, usa la mofa y la ridiculización. Cuando no, recurre al suplicio y a la muerte, como sucedió a Miguel Servet, a manos de los herejes calvinistas.

Son muchas los razonamientos vertidos acerca de la mencionada fórmula de Einstein. Una explicación y significado que el iluminado se llevó con él a otra existencia.

Una interpretación de las decenas de interpretaciones y explicaciones a través de la historia, en síntesis es la siguiente.

El libro El Vórtice (The Vortex en inglés) (1994) de David Ash y Peter Hewitt trae, entre otras cosas, una explicación científica de la materialización. Comienzan con la fórmula de Einstein, E=mc2, la que muestra, según ellos, que la energía ‘E’ es igual a la masa ‘m’ multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz ‘c’.

 Ash y Hewitt preguntan: ¿por qué debe la velocidad del vórtice limitarse a la velocidad de la luz? Proponen que si la velocidad del vórtice excediera la velocidad de la luz, entonces una persona, o cosa, entraría en una nueva dimensión, la superenergía, un mundo nuevo.

Algunos ejemplos los encontramos en la Biblia y aún antes. Se trata de las apariciones y desapariciones de personas. Como Jesús, El Maestro, apareciendo y desapareciendo ante una muchedumbre. Se refieren a la conversión de materia en energía y viceversa. Un fenómeno que curiosa y frecuentemente se da en casos paracientíficos, sobre todo en parapsicología. Es muestra de una de las capacidades de las que el ser humano carece en su actual plano existencial. “Materialización y desmaterialización”.

Pero en esa nueva dimensión la persona, o cosa, sería tan sólida como tú y yo lo somos en nuestra dimensión. La única diferencia es que los vórtices girarían a velocidad mayor que en el plano terrestre, dicen Ash y Hewitt.

El ojo humano, en el plano terrestre, no puede ver nada de la nueva dimensión (a menos que sea un verdadero y bien dotado clarividente-sensitivo, como los personajes a los que me he referido), porque nuestros ojos pueden ver solamente objetos o personas cuyos vórtices no giren a la velocidad de la luz. Se afirma que una persona o cosa en el estado superenergético podrá penetrar una pared de ladrillos en esta dimensión. Esto es porque los átomos de la pared de ladrillos están girando a mayor velocidad que la luz y quien lo atraviesa a igual o mayor velocidad de la luz.

Se consigue automáticamente aumentando y disminuyendo las vibraciones.

En algún lugar dijimos que el animal humano posee una frecuencia vibracinal única, que le confiere un poder sobre todos los demás seres creados con vida propia, mayor que la de cualquier animal y estos, mayor capacidad vibracinal que la de cualquier vegetal. El único ser capacitado, por este motivo, para poseer inteligencia, para poseer espíritu y alma individual es el ser humano, que tiene una capacidad vibracinal de las células cerebrales única.

No me quiero perder en complicadas y aburridas consideraciones científicas. Solamente quiero decir que Ash y Hewitt dan muchos ejemplos de materializaciones y desmaterializaciones bien documentadas. La materialización es consecuente y consistente con el argumento de que la vida continúa después de la muerte física, por el hecho de la frecuencia vibracinal de las moléculas humanas y por poseer espíritu y alma. Aquí entra de lleno el estudio del fenómeno parapsicológico llamado “fantasmogénisis”.

Son herramientas que, en su infinita sabiduría y justicia, colocó el Supremo Hacedor en el alma del privilegiado ser humano para que él las descubriera en su momento, cuando estuviese preparando y mereciese el conocimiento, la parte de la sabiduría que guarda la Naturaleza puesta a su servicio. Pero no antes ni después. Iremos viendo otras herramientas de este otro mundo existencial del ser humano.

Otra de las aportaciones científicas surgidas del alma de Albert Einstein, madurada en el consciente de su cerebro privilegiado para ver e interpretar lo invisible y lo no interpretable, fue la Teoría de la Relatividad, cuyo eje central es también la velocidad de la luz, el tiempo y la distancia. La distancia que mide el hombre por el tiempo que dura la rotación de La Tierra alrededor de su eje, tomado como referencia la luz del Sol, la estrella más cercana y que es la impulsora de la vida. Amplió sus mediciones al movimiento de traslación de su planeta, apareciendo las estaciones primavera, verano, otoño e invierno.

¿En el espacio, en el ignoto cosmos, donde el Sol es menos que un grano de arena, qué sucede?.

Sin perdernos en complicadas explicaciones científicas sobre la relatividad de Einstein y en las dos clasificación de la misma, veamos esa relatividad en nuestra vida cotidiana.

Pregunto:

¿Es igual el tiempo transcurrido en el sillón del dentista o la espera de una inmediata intervención quirúrgica, o soportando un intenso dolor en cualquier parte del cuerpo, que el tiempo transcurrido viendo una interesante película de humor o charlando con unos amigos en la barra de un bar o, incluso, junto a la persona amada?. En unas ocasiones, el mismo tiempo, es larguísimo y en otras parece que han transcurrido sólo unos instantes y exclamamos “¡Cómo pasa el tiempo. Es tardísimo!”. ¿Ve pasar el tiempo de la misma forma un niño, un joven o un adulto o una persona mayor?. Podemos decir que es una inconsciente y corriente manifestación del fenómeno llamado “contracción y dilatación del tiempo”. Un fenómeno que posiblemente volveré a comentar de forma diferente y explicita, con hechos reales en los que, por ejemplo, 15 minutos equivalen a varios días en la realidad terrestre, y varios días corresponden a una realidad de unos pocos minutos. Hechos paranormales, fuera de la normalidad, de los que no hablo “de oídas”, sino que algunos fueron por mí investigados en su momento en la llamada “investigación de campo”. No es suficiente la teoría cuando se quiere adquirir conocimientos sobre algo.

Solemos medir la distancia con respuestas de tiempo. Si se nos pregunta a qué distancia está tal o cual lugar, con frecuencia respondemos: “a 10 minutos”. Pero a 10 minutos, cómo ¿andando o en automóvil?. Una de nuestras naves espaciales, en ese tiempo, puede encontrarse a miles de kilómetros de la Tierra. Los astronautas, ¿sufren, de alguna forma, el efecto o los efectos de la contracción del tiempo en el espacio?. Por lo que he leído,si, y mucho. Aunque se han ido poniendo medios para subsanar en lo posible este problema.

Cuando el humano, a todas luces sin estar preparado interiormente, sin el equilibrio requerido entre espíritu y materia, se puso a jugar con la energía nuclear sin entenderla ni mucho menos dominarla, porque su cerebro no era el de Einstein,  cuando con precarios motores de impulsión a propulsión, osó comenzar la “la aventura espacial”, al parecer no tuvo en cuenta las aseveraciones del sabio matemático, físico y filósofo. Como es ya corriente, tanto la aventura espacial como el juego atómico, en ambos casos fueron emprendidos con fines bélicos, para convencer al potencial enemigo de su poderío defensivo y ofensivo. En cuanto a la aventura espacial, sólo han conseguido los humanos, poner el pie en el jardín de su casa: La Luna. Es infinito el campo que hay más allá. Infinito como producto del infinito Creador.

La Luna. No quiero entrar en polémicas sobre este tema. Pero, ¿fueron los estadounidenses los primeros en visitar nuestro satélite?. ¿Visitaron los rusos, bastante antes, la “cara oculta”?. La Luna, por cuestiones astronómicas, siempre nos muestra la misma cara iluminada. La otra cara permanece siempre en la sombra. Lo más importante es ¿cuántas vidas costó el entrenamiento y prácticas para el gran viaje?. Tenemos conocimiento de terribles accidentes después de este viaje espacial tripulado.

En cuanto a la energía atómica. ¿Cuántos cruentos accidentes han sucedido en las centrales nucleares del mundo?. ¿Recordamos el accidente en Rusia?. ¿Y el actual accidente del Japón?. Las potencias europeas se están planteando volver a las centrales térmicas. Decisión que están esperando con ansias los pueblos españoles de las cuencas mineras del carbón, como por ejemplo la turolense Aliaga.

Sabido es que con una carga atómica del tamaño de un mechero podría funcionar un automóvil o una cocina de hogar toda la vida y aún sobraría bastante carga. ¿No se habla tanto de energías alternativas?. Pero el petrodólar pesa mucho y los países árabes también, pues llenan los bolsillos de los políticos. Además, muy importante, primero es necesario conocer y dominar la energía atómica y el problema de la radioactividad.

¿Qué ocurre cuando  las distancias  se parecen  a lo que se consideraba infinito?.

El Creador, Dios, no  juega a los dados. Recuerdo las palabras de Louis Pasteur: “Un poco ciencia, o ninguna, aleja de Dios. Mucha ciencia nos aproxima hasta darle la mano”.

El Creador, Dios, es ante todo infinitamente justo. Si hizo al hombre con una limitada inteligencia, era lo adecuado para existir en el plano en el que lo creó. Cuando, en el paraíso terrenal, dijo Dios “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”, opino que no solamente se refirió a la subsistencia material. Debía evolucionar por sus propios medios y encontrar lo escondido en el camino en pos del conocimiento y de la sabiduría. Solamente unos pocos hombres de ciencia lo consiguieron, dejando aparte a los anacoretas y cenobitas que supieron buscar y escuchar en el silencio la palabra de Dios, del Creador. ¿Qué ha hecho el hombre con el poder sobre sus semejantes?. Ganar un millón de panes con el sudor del de enfrente.

En esa evolución, pues, dio al hombre unas herramientas ocultas que las diferentes creencias y religiones tildaron de heréticas y brujeriles. Bien sea porque el prepotente ser humano rechaza todo aquello que no entiende o porque lesionaban las doctrinas y postulados.

Nos olvidamos de que la palabra Santo significa Sabio. Por eso en otras culturas a los “santones vivientes” se les llama también “hombres sabios”. Se buscan sus filosóficos consejos y también sus bendiciones.

Sí, amables radioyentes. Le dio unas herramientas, también ocultas, que diferentes creencias y religiones tildaron de heréticas y brujeriles. Tal vez, parcialmente, porque el prepotente ser humano rechaza todo aquello que no entiende. También porque lesionaban sus doctrinas y postulados.

¿Qué ocurre cuando  las distancias  se parecen  a lo que se consideraba infinito?.

¿Qué sucede cuando hablamos de “años luz”?. Sabemos por nuestra “ciencia terrenal” que, aunque no es igual en el espacio, sabemos digo, que la luz se propaga aproximadamente a 3000 metros por segundo. Si multiplicamos los segundos de un año, si mi cerebro y mi calculadora no me engañan, el resultado es el siguiente. Un año de 365 días es igual a 31.536.000 segundos. Multiplicado por la velocidad de la luz, 3000 metros por segundo, es igual a 94.608.000.000 metros o 94.608.000 km. (noventa y cuatro millones seiscientos ocho mil km). Pero ¿y si lo multiplicamos por 100 o por 1000 años luz?. La cifra resultante es mareante. Conforme añadimos ceros al multiplicador, la cifra en kilómetros se vuelve prácticamente ilegible. La pobre calculadora no puede con ellas. Pero son cifras de años luz a las que corrientemente se refieren nuestros astrofísicos y astrónomos. Son las llamadas “cifras astronómicas”.

El planeta tierra dista del sol 150 millones de kilómetros.

Nuestra pequeña galaxia en espiral, “La Vía Láctea” tiene, aproximadamente, 100 millones de años luz y un espesor de 5 millones de años luz. Si hacemos números, como digo, será muy complicado leer las cifras resultantes en kilómetros. ¿No sería esto “una eternidad”? Pues bien, son estimaciones de nuestros terrestres de nuestros astrofísicos. El color blanquecino lechoso, al que debe su nombre, son millares de estrella que están a tal distancia que no podemos percibir su luz como ocurre con las estrellas más próximas, aunque estén a miles de años luz.

De esta manera, hay estrellas y galaxias que hace miles de años que no existen. Están a tal distancia que todavía las vemos, vemos su luz y la seguiremos viendo durante milenios.

Si a un gusano del campo se le pudiera decir que 100 metros más allá hay otro gusano, ¿no sería para él una distancia equivalente al infinito, a una eternidad?.

¿Qué ocurre con el tiempo y el espacio cuando hacemos viajar el sonido a través de corrientes eléctricas o electromagnéticas, como sucede en esta emisión de radio?. El sonido se desplaza a 343 metros por segunda. Pero vemos que también es relativo.

En consecuencia, como decía mi profesor de Latín: “Cada palabra en su caso y cada tiempo en su persona”. O, como se suele decir, cada cosa a su tiempo. “Hay un tiempo para nacer, un tiempo para renacer, sobre todo en espíritu, un tiempo para morir, sobre todo también en espíritu y alma...” Sí, hay un tiempo para nacer, hay otro para renacer, para pensar y meditar, para recorrer la senda del conocimiento. Este tiempo llega en un momento dado de la existencia. Depende de la evolución individual. Personalmente, nadie me indujo a ello. Pero ese instante llamó a mi mente cuando tenía 30 años, por medio de unas investigaciones que, aparentemente, nada tenían que ver con el sentido del pensamiento más profundo. Hace ya 36 años. Naturalmente, como acelerador y catalizador, es útil un buen maestro. Un maestro de verdad. No uno de esos farsantes que cobran un buen dinero por sus patrañas.

El conocimiento es una infinita red en la cual cada nudo es una parcela del conocimiento. Todo consiste en intentar contestar preguntas que parecen incontestables. Por cada pregunta que parece contestada, surgen otras en progresión geométrica. La investigación, el estudio y el pensamiento deben ser una norma de vida. Porque el conocimiento total solamente es inherente a Dios. La omnisciencia. También aquí ópera la ley cósmica de la Tierra, la infinita sabiduría del equilibrio impuesta por el Creador, por el Sumo Hacedor, por el Gran Arquitecto, en suma por Dios y su infinita justicia.

Don Alberto Einstein al tratar de la relatividad cósmica, lo hizo tanto en las distancias como en el tiempo y propone una solución a ambas cosas.

En efecto, al exponer la teoría de las distancias cósmicas o astronómicas de la astrofísica, nos dice que, en el espacio sideral, existen unos plegamientos que atravesándolos se acortan las distancias hasta lo indecible y, por tanto, también el tiempo. Podemos usar el símil de atravesar una montaña con un túnel en la Tierra. En el caso sideral es como pasar a otra dimensión dentro de una nueva dimensión. Por supuesto estos conceptos escapan a la inteligencia humana. Sin embargo siguen siendo herramientas del Creador. Herramientas que, a no dudar, jamás podrá entender el ser humano y usar de forma corriente en esta existencia, hasta que no adquiera la sabiduría suficiente de la mano del Supremo Hacedor. Enseñanza que conlleva a  pensar en la supervivencia del hombre tras la muerte física en esta vida, en este plano existencial que le tocó ocupar.

Lo que no puede ni debe olvidar el hombre que es que “a Dios rogando y con el mazo dando”. Puso las herramientas para ser usadas en su evolución. Debe tener fe en Dios pero también en sí mismo. En la parte divina que lleva dentro. Recordemos el saludo oriental “Namaskar”. “Yo saludo a la divinidad que hay en ti”. La labor no es solamente del Creador. Aunque la creación debía ser permanente a través de los siglos, auxiliado por el hombre, éste se ha preocupado en destruir en lugar de construir o por lo menos conservar lo creado con amor y respeto. Amor que Dios derrochó en la creación. Ha roto el equilibrio entre espíritu y materia. Rompió el equilibrio pregonado por filósofos y matemáticos como Pitágoras. La mejor antesala de la filosofía son las matemáticas...