Blogia
FACAO-Federació d'Asociacións Culturáls de l'Aragó Oriental

NÚMEROS EN CHAPURRIAU DE TORREVELILLA (LA TORRE) - Jesús Martínez Fabón

NÚMEROS EN CHAPURRIAU DE TORREVELILLA (LA TORRE) - Jesús Martínez Fabón

Aunque no hay unas reglas generalizadas que puedan decir cuál es la forma de pronunciar y escribir los números en el Chapurriau de La Torre, hay que valerse de la perspicacia e intuición del investigador para trazar unas imaginarias normas al respecto. Como no hay una gramática, poco o nada se puede hacer al respecto. Sólo hay unas normas generales para escribir correctamente el Chapurriau o Aragonés Oriental. Normas dictadas por la Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental (FACAO).

Hay quienes no consideran y menosprecian aquellas palabras que en Chapurriau, en nuestro idioma sólo difieren del Castellano en la supresión o añadidura en la última letra. Para mí es un tremendo error. Así es como se dice o como se escribe en nuestro idioma. Es algo que sucede al comparar algunos idiomas. No quiero perderme en disertaciones semánticas o lexemáticas. Éste no es el momento ni el caso objetivo.

Lo esencial y principal es aprender a pronunciar y escribir los números del uno al veinte (bin), teniendo en cuenta que no es igual pronunciar que escribir. Sabido es que nuestro idioma se habla de forma diferente en cada región o lugar.

Y, digo nuestro idioma porque según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), entre otras cosas muy importantes e interesantes, dice respecto al idioma que es la "Lengua de un pueblo o nación, o común a varios". Es pues la forma de hablar en un lugar determinado, sea una nación, una región, un pueblo, una población o un lugar determinado. Todo se desprende de lo comentado y de las demás cosas que dice el mencionado diccionario. Esa manera de hablar, ese idioma, conforma una de las más importantes raíces de la historia y de la cultura de cada núcleo descrito.

He dicho muchas veces que no es igual "idioma" que el título de "idioma" que pueda concederle la Academia de la Lengua. En España, si no me equivoco, solamente hay cuatro lenguas con este título: Castellano, Catalán, Vascuence y Gallego (con notables parecidos de éste último con el Portugués). Si me equivoco que alguien me corrija.

Tomaré como ejemplo a Francia por ser el país más próximo y conocido.

Todos sabemos que el idioma oficial de este país es el Francés. Sin embargo hay otras formas de expresión, otras lenguas, como son: el Provenzal, la lengua de Oc (Languedoc), el Gascón, el Bretón, el Alsaciano y alguno más. Sin contar otros lenguajes menores.

Si no recuerdo mal el idioma Francés de mi época del entonces Bachiller Elemental (de esto hace ya más de 50 años), sirvan estos ejemplos:

En Castellano "puerta". En Francés se se escribe "porte", convirtiendo el diptongo "ou" en "o", como sucede en muchos casos del Chapurriau. (Hueso - Os).

Pero aún hay más. En Chapurriau puerta se dice "porta" y en Francés se escribe "porte", sustituyendo simplemente la "a" final por una "e". ("Cierra la puerta. Ferme la porte"), aunque en Francés "porte” se lee ”port” y la “r” suena a “g”. Cuando se canta en Francés se pronuncia la "e" final: "port-e". Sabido es que el idioma Francés se escribe de una forma y se pronuncia de otra, siguiendo unas determinadas normas.

En Castellano "mar". En Francés "mer". Sustituyendo simplemente la letra "a" por la letra "e".

En Chapurriau "ventana" se dice "finestra" y en Francés se dice "fenetre".

Es muy fácil aprender el idioma Francés sabiendo Chapurriau. Esta prerrogativa me permitió hacer dos cursos en uno de Francés en los primeros años del mencionado Bachiller Elemental al cambiar el Latín por el Francés. Hoy se estudia Inglés ya desde el preescolar.

El Chapurriau o Aragonés Oriental se habla en las tres provincias aragonesas, lo que constituye un pueblo, unas poblaciones y unos lugares determinados. Procuraré ceñirme al Chapurriau de La Torre.

El Chapurriau, como apunté, se habla en las tres provincias aragonesas. Por ejemplo, en la provincia de Huesca se habla, entre otras muchas poblaciones, en Fraga. En la de Zaragoza, por ejemplo en Maella. Y en Teruel, entre las numerosas poblaciones muy conocidas por todos nosotros, en Valderrobres.

Si observamos detenidamente el número 20, comprobaremos por qué digo que se escribe "bint" (para los compuestos o derivados) en lugar de "bin". Como en su modo castellano, toma la raíz "vent o bint en Chapurriau") (veinticinco). En Chapurriau benticinc o binticinc. Son características especiales del número 20, bin).

Son sólo expresiones de equivalencias. No quiere decir que en todas partes se escriban y se pronuncien así.

Los números quedarían conformados de esta forma:

1 - Uno o un (*)

2 - Dos

3 -Tres

4 - Cuatre

5 - Cinc

6 - Sis (micha docdena)

7 - Siat

8 - Buit

9 - Nou

10  - Diau

11 - Onde

12 - Docde (Docdena)

13 - Trecde

14 - Catorde

15 - Quinde

16 - Secde

17 - Desiat o disiat

18 - Debuit

19 - Denáu

 

20 – Bin

21 – Bintiuno/ún o Bentiuno/ún.

22 – Bintidós o Beintidós

23 – Bintitrés Bentitrés.

24 – Binticuatre Benticuatre.

25 – Binticinc o Benticinc

26 – Bintisís o Bentisís

27 – Bintisiat Bentisiat.

28 – Bintibuit o Bentibuit.

29 – Bintinau Bentinau.

 

30 – Treinta o trenta. (Para tubos los 30)

31 – Treintiuno/un

32 – Treintaidós

33 – Treintaitrés

34 – Treintaicuatre

35 – Treintaicinc

36 – Treintaisís

37 – Treintaisiat

38 – Treintaibuit

39 – Treintaináu o " trentanáu".

 

40 - Coranta

41 – Corantaiuno/ún

42 – Corantaidós

43 – Corantaitrés

44 – Corantaicuatre

45 – Corantaicinc

46 – Corantaisís

47 – Corantaisiat

48 – Corantaibuit

49 – Corantaináu

  (También se suele suprimir la "i" y decir, por ejemplo, coranta cuatre. Lo mismo ocurre con los "treinta, cincuanta, sesanta", etc).

 

 (*) Sólo vino un hombre. Sólo vino uno.                                                                             

     Sól ba bindre un ome. Sól ba bindne uno.

 

50 - Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

60 –Sesanta o Sisanta

 (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idoós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

70 – Setanta

 (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

80 – Buitanta (Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

90 – Nobanta

(Para los números de esta decena, añadir el sufijo correspondiente comenzando por “i”. Como en las anteriores. “iún”, “idós”, “itrés”, “icuatre”...).

 

100 -Cen (en ocasiones también "cent").

Los compuestos de esta centena se forman usando los números indicados. Ejemplos:

Cen cuatre, cen sis, cen buit, etc.

134. Cen trentaicuatre.

177. Cen setantaisiat.

 

De la misma forma procederemos con las demás centenas:

264. Doscéns sisantaicuatre (o sasanta. O doscentes. (Dos cens - 2 cientos).

345. Trescéns corantaicinc. O trescentes. (Tres cens - 3 cientos).

450. Cuatrecéns cincuanta. O cuatrecentes. (Cuatre cens - 4 cientos).

529. Cinccéns bentibuit. O cinccenentes. (Cinc cens - 5 cientos).

638. Siscéns trentaináu. O siscentes. (Sis cens - 6 cientos).

748. Siatcéns corantaibut. O siatcentes. (Siat cens - 7 cientos).

891. Buitcéns nobantaiiún/uno. O buicentes. (Buit cens - 8 cientos)

934. Naucéns trentaicuatre. O naucentes. (Nau cens - 9 cientos).

 

En cuanto a los miles y millones se forman con los números expresados más arriba. Ejemplos:

5.555

Cinc mil cinccénts cincuantaicinc.

 

Pero si tuviéramos que escribir en Chapurriau un documento, por ejemplo un cheque, lo haríamos así:

Cinc mil cinccénts cincuanta i cinc.

 

O una fecha:

Torrevelilla, veinticinco de julio de mil novecientos novena y cuatro.

La Torre, benticinc de chuñ de mil naucéns nobanta i cuatre.

(En este caso, como en tantos otros, el secreto está en la "y-i".)

 

6.666.666

Sis millons siscentes sesantaisís mil siscentes sesantaisís.

 

77. 777. 777

Setantaisiat millóns siatcéns setantaisiat mil siatcéns setantaisiat.

 

Es muy difícil explicar o razonar todo lo expuesto en unas pocas líneas. Esta falta de espacio informativo, explicativo o razonador, puede hacer parecer, incluso, que en algunos puntos hay contradicciones. Si a ello añadimos mi dificultad física para escribir, el peligro o la incomprensión se acentúa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres